España
 
28 diciembre 2018

La celebración de la vida: el ritual Montessori para celebrar el final del año 2018

Despedir el año puede ser una oportunidad muy bonita para tomarnos un rato con nuestros hijos, recordar los momentos más importantes de este año, compartir los deseos, planes y objetivos para el próximo… y, por supuesto, una oportunidad perfecta para aprender y practicar inglés.

Es posible que algunos niños sean demasiado pequeños para entender todo este revuelo, y ni siquiera tengan consciencia del alcance de un espacio temporal tan amplio como un año entero. Precisamente por este motivo, puede ser muy enriquecedor para ellos hacer alguna actividad en la que les mostremos lo que significa. Podemos ir todo lo lejos que queramos en nuestra explicación, desde solo recordar lo que ha pasado y desear lo mejor para el que viene, hasta coger unas cuantas naranjas y hacer una representación de la tierra y la luna girando alrededor del sol que quizá tus padres te dieron alguna vez.

Os proponemos una actividad sencilla y muy bonita para hacer juntos, con la que seguro disfrutaréis y practicaréis mucho inglés. Se trata de una versión adaptada del ritual de la vida Montessori. Este ritual se realiza para celebrar el cumpleaños de cada niño, para festejar que ha dado una vuelta completa alrededor del sol. Nosotros os proponemos simplemente recordar este año que ya casi acaba.

Para realizar la actividad necesitáis:

-Fotos de los acontecimientos más importantes del año, preferiblemente una foto de cada mes.

-Tarjetas con los nombres de los meses en inglés.

-Tarjetas con los nombres de las estaciones en inglés, y elementos que recuerden a cada una de ellas (por ejemplo, copos de nieve de papel, flores, hojas secas, arena de playa, conchas…).

– Una vela, o cualquier otro objeto que os recuerde al sol.

-Un tarjeta con el año 2018 y otra con el 2019.

La idea es que hagáis juntos estas tarjetas, así los mayores pueden practicar la escritura y los pequeños pueden simplemente ayudaros a colorear o a colocar algunas pegatinas.

Una vez tengáis todo preparado, solo tenéis que formar un circulo alrededor del objeto que represente vuestro sol y vuestra tarjeta de 2018. Colocando los meses, fotos y objetos de esta forma, lo siguiente consiste en recordar juntos los mejores momentos de vuestro año.

Al terminar, podéis cambiar el 2018 por el 2019 y dejar papeles en blanco en vez de fotos, representando el nuevo año con todas las cosas que tienen que llegar. Si os apetece podéis hablar juntos de lo que so gustaría que ocurriera durante los próximos doce meses, o simplemente dejarlas así, como folios que aún están por rellenarse.

Hasta aquí nuestro pequeño juego de final de año. Espero que lo disfrutéis y, sobre todo, ¡que tengáis un excelente 2019!

Fuentes: www.graceandgreenpastures.comwww.aprendemosconmama.com