España
 
25 octubre 2018

I Need My Monster: nuestra recomendación de cuento para Halloween

¡Queda menos de una semana para Halloween! Seguro que la mayoría de los niños y niñas tienen ya pensados sus disfraces para este día tan especial para ellos, y estarán eligiendo entre los muchos planes que se les presentan en sus barrios. Nosotros os presentamos un plan familiar que seguro que os encanta. Se llama I Need My Monster, y se trata de uno de los cuentos de esta temática más divertidos y originales que se han publicado en los últimos años.

Cuenta la historia de un niño que no puede dormir… ¡porque su monstruo particular, que se sale todas las noches de debajo de su cama, se ha ido unos días fuera! A partir de ese momento empiezan a llegar monstruos sustitutos, pero ninguno le da el miedo suficiente como para quedarse con él y poder dormir como antes. Un libro sorprendente e imaginativo, ideal para que los niños pierdan el miedo a dormir solos, y del que, además, disponemos de una versión en vídeo muy divertido:

Pero los cuentos no terminan aquí cuando los cerramos. Como nos gusta hacer en este blog, os recomendamos algunas actividades para que, después de leerlo, hagáis en familia o con los amigos.

– Inventando nuestro propio monstruo.
Existen monstruos de todos los colores, formas y tamaños. Cada uno de ellos es original y único. ¿Por qué no inventar uno propio? Anima a tus hijos que piensen cómo sería su monstruo ideal, que lo describan en detalle utilizando el vocabulario del cuento, que lo dibujen y lo coloreen o que lo hagan con plastilina, tela o trozos de cartulina.

– ¡Describe, dibuja y compara!
Un juego muy divertido que hacemos en clase para aprender las partes del cuerpo consiste en repartir folios, lápices y colores, describir un monstruo y dejar que cada alumno lo dibuje como quiera, sin mirar los demás dibujos, para compararlos una vez concluido el ejercicio. Podemos decir que tenga seis cabezas, siete ojos, ocho brazos y un solo pie. ¡Os sorprenderá ver cómo cada uno lo interpreta a su manera!

– Disfraces de monstruo
Los disfraces son una actividad súper divertida, que además puede dar muchos beneficios a los niños, entre otros ámbitos en el desarrollo de la expresión de las emociones. Podéis utilizar utensilios caseros, ropa vieja, cacharros de cocina u otro tipo de objetos para convertiros en monstruos, e incluso representar el cuento a vuestra manera.

– Manualidades de monstruo
Por último, os animamos a que busquéis en internet manualidades de monstruos, de bichos, de insectos o de Halloween y que las hagáis en casa. ¡Os sorprenderá la cantidad de obras de arte diferentes que podemos hacer con muy poco esfuerzo!