España
 
6 mayo 2018

¡Felicidades, mamá! 5 fáciles regalos para el día de la madre hechos por niños de cualquier edad

¡Felicidades, mamá!

Hoy es un día muy especial, un día para celebrar que esa persona que nos dio la vida sigue cuidando de sus niños, sus hijos, y que los querrá y cuidará siempre. La mamá y el papá son esas dos personas que siempre estarán ahí, que darán lo que sea necesario y esté en su mano para que a sus hijos les vaya lo mejor posible en la vida. Por eso, en un día como hoy todos los niños quieren felicitar a sus madres y hacerles un regalo que les haga sentir muy, muy especiales. No importa la edad. Cualquier niño, por pequeño o grande que sea, puede contribuir a realizar ese regalo que, por muy simple y fácil de hacer que sea, se convertirá en inolvidable.

A continuación os dejamos cinco regalos muy fáciles de hacer, sin importar la edad… ¡aunque algunos pueden necesitar un poquito de ayuda por parte de sus papis!

1. Tarjeta de felicitación hecha por bebés
Como hemos dicho anteriormente, incluso un bebé puede hacer su regalo para el día de la madre. Un poco de tinta y sus pies o sus manos, ¡y mirad qué maravillosa tarjeta de felicitación! Si, además, queréis añadir una frase bonita y una buena combinación de colores, lo que resulta es una auténtica obra maestra en forma de cuadro para colgar en la pared.

Fuente: etsy.com

2. Flores primaverales
El día de la madre se celebra en el mes de mayo, justo en el corazón de la primavera. Si esta estación se identifica por una cosa es, precisamente, por la enorme cantidad de flores que encontramos en cualquier jardín, en el parque o en el campo. Salir a dar un paseo y volver con un pequeño ramo de margaritas está al alcance de todos, y puede ser una sorpresa que no se olvidará en mucho tiempo.

3. Una taza de té o infusión
Llevar el desayuno a la cama es algo que puede convertir este día en algo muy especial. Sin embargo, si ya ha pasado la hora del desayuno, o si los planes para la primera comida del día eran otros, preparar juntos en la cocina una infusión con un poco de té, especias como canela, cardamomo, anís o clavo, hojas de menta, unas gotitas de zumo de limón o un trocito de piel de naranja y presentarlo de forma bonita es una fantástica sorpresa.

Fuente: dreamstime.com

4. Fruta rellena de cheescake
Tener a mano una despensa medianamente llena es una oportunidad para preparar un postre o una deliciosa merienda de forma rápida y sencilla. Mezclar unas cucharadas de queso de untar con azúcar y usarlo como relleno para frutas cortadas es algo al alcance de cualquiera. Las fresas son probablemente las mejores opciones, pero podéis probar con plátanos, manzanas, uvas, o incluso crear una pequeña combinación.

Fuente: the-girl-who-ate-everything.com

5. Un dibujo con frases muy personales
Para terminar, si vuestros hijos son ya mayores y son capaces de escribir, nada gustará más a su mamá que encontrar un dibujo hecho por ellos, describiendo en algunas frases por qué es esa persona tan especial.

Fuente: skiptomylou.com