España
 
7 junio 2019

ePals y Pen Pals: Aprendiendo inglés con amigos alrededor del mundo

Una característica común de todos idiomas es que, para dominarlos, necesitamos practicarlos lo más posible. Los bebés necesitan repetir una y otra vez los sonidos que tienen a su alrededor y, a medida que van creciendo, los niños van repitiendo canciones y rimas que escuchan de sus padres y abuelos. Por lo que respecta a los adolescentes, la mejor forma de reforzar y mejorar sus conocimientos lingüísticos consiste en escuchar, leer, hablar y escribir lo más posible. Si lo hacen sobre temas que les interesan y les motivan, el resultado será un aprendizaje mucho más eficiente, se sentirán estimulados a seguir aprendiendo y mejorarán con velocidad creciente.

Por todos estos motivos, desde hace muchos años los adolescentes tienen distintos programas de Pen Pals. Esta expresión en inglés significa, literalmente, “amigos de pluma”. Se trata de escribir cartas a otros adolescentes que viven en países distintos, usando el inglés como idioma de comunicación entre ambos.

Normalmente, la comunicación se limita al principio a contar detalles breves sobre la familia, los amigos o las circunstancias en las que cada uno vive: los hobbies, la casa, el colegio o instituto… pero a medida que la confianza crece y van viendo intereses comunes pueden empezar a a contarse detalles más íntimos que pueden llegar a amistades profundas y duraderas. No son pocos los ‘Pen Pals’ que se han convertido en amigos para toda la vida, que viajan a sus respectivos países con relativa frecuencia y que mantienen una correspondencia asidua.

En Teen Buzz, nuestro portal dedicado a los adolescentes, tenemos un programa avanzado denominado eBuzz Pen Pals. Gracias a él se ponen en contacto alumnos de todo el mundo, que además de escribirse cartas por correo electrónico, tienen la posibilidad de interactuar con nuestro chat en directo, pidiendo canciones para sus amigos o charlando de lo que les interesa, entre ellos y con toda la audiencia. De esta forma, aumentamos las posibilidades de interconexión, creando una inmensa comunidad cultural en la que el inglés aparece como el idioma “oficial” en el que se comunican.