España
 
27 noviembre 2018

5 ideas para hacer con los niños en días de lluvia

Los días de otoño e invierno pueden ser difíciles si vivimos con niños pequeños. El tiempo, frío y lluvioso, las calles muchas veces encharcadas, los parques, en ocasiones, cerrados, los días más cortos y oscuros y las noches más largas… cuando se nos presentan varias jornadas seguidas sin poder salir de casa, o con un tiempo que no invita a hacerlo, nos surge la pregunta: ¿qué podemos hacer con nuestros hijos? Ellos necesitan actividad física, movimiento, juegos en los que desplegar toda su energía y sus ganas de experimentar, pasárselo bien y aprender con todo lo que les rodea.

En este blog sabemos que no siempre tenemos la capacidad, o la energía, o la paciencia de proponer planes que les entusiasmen. Por eso, os dejamos aquí algunas ideas que pueden serviros como ayuda. No podemos prometer nada.. pero al menos esperamos que los tengáis en cuenta como fuente de inspiración.

1. Lluvia, charcos… ¡y botas de agua!
Si hay algo que entusiasma a los niños son los charcos. Verlos, observarlos y por supuesto jugar a saltar dentro de ellos. Normalmente no les dejamos por miedo a que se manchen la ropa o cojan un resfriado, pero… ¿por qué no dejarles disfrutar por un día? Bien pertrechados, con unas buenas botas de agua, ropa impermeable y un chubasquero. No hace falta pasar horas y horas en el mal tiempo: un ratito de diversión seguro que les sorprende y que no lo olvidarán en mucho tiempo.

2. ¡Disfraces!
A la mayoría de los niños les encanta jugar a disfrazarse. Puede ser con la ropa de carnaval o Halloween, con la de súper héroes o personajes de películas o televisión… o incluso con la de los mayores. Podemos aprovechar para invitar a amigos u otros familiares en casa y organizar un pequeño teatro en casa, o un divertido pase de modelos.

3. Un buen baño lleno de juguetes
Hay niños a los que les encanta bañarse, y otros a los que les cuesta muchísimo. Sin embargo, muy pocos pueden decir que no a llenar la bañera de agua con jabón y espuma y muchos, muchísimos juguetes. Por un día prueba a dejarles utilizar esos juguetes que en el día a día no mojarías, sencillamente porque no hay tiempo para tanto juego. ¡Verás cómo les encanta!

4. Cuentos, películas y manualidades
En este blog tienes infinidad de propuestas de cuentos, películas y manualidades y actividades que realizar basándonos en ellas. Os proponemos que echéis una ojeada y leáis o veáis alguna de ellas en familia, para continuar la jornada realizando esas manualidades que tanto les van a gustar.

5. ¡Merienda casera con amigos!
De nuevo, os invitamos a recurrir a nuestro recetario particular y que invitéis a amigos y familiares. Una merienda hecha en casa y compartida contiene todos los ingredientes para una tarde sabrosa y divertida. Por ejemplo, ¡aquí tenéis una estupenda receta de cookies!