España
 
21 marzo 2019

4 actividades de primavera para niños

La primavera ha llegado y con ella sus primeros efectos. Empiezan a subir las temperaturas, el sol brilla, apetece pasear y sentarse al calor después del frio del invierno, los olores de las primeras flores invaden el ambiente, el campo se llena otra vez de colores… Por todo ello, hemos pensado que una buena idea para empezar este nuevo ciclo es precisamente teniendo un contacto real con la naturaleza. Os dejamos a continuación algunas ideas de actividades de primavera, para niños de todas las edades.

Búsqueda de tesoro de Primavera
Aunque lo mejor que podemos hacer en estas fechas es, sin duda, simplemente salir al campo y que los niños exploren libremente siguiendo su intuición y curiosidad, os proponemos una actividad que puede ser divertida de hacer en familia o con más amigos. Se trata de encontrar los Tesoros de la Primavera”.

Nuestra búsqueda del tesoro consistirá en una lista de elementos de la naturaleza que los niños deben encontrar, por ejemplo hojas, flores, palos, piedras o un insecto (siempre teniendo cuidado de no dañarlos). Podéis hacerlo juntos colaborando, o en varios equipos a ver cuál tarda menos tiempo en reunir todos los tesoros.

Fuente: thepurposefulnest.com

También puede hacerse hacerlo por colores: descubrir todos los diferentes colores y matices que puede ofrecernos un solo lugar!

Fuente: iheartcraftythings.com

Casitas y comederos para pájaros
Una idea genial para observar a los animales sin dañarlos ni molestarlos es hacer algo para ellos.¿Qué tal si hacemos un comedero para pájaros? Después sólo hará falta sentarte a esperar a que vengan y podrás observarlos de cerca. ¡Cuidado, se asustarán con facilidad si te mueves bruscamente o haces ruido!
El que te proponemos es tan sencillo como usar un rollo de papel higiénico o una cascara de naranja como recipiente. Recuerda que si además utilizas materiales reciclados estarás contribuyendo a cuidar el medio ambiente. Se trata de una actividad especialmente pensada para niños de más de seis años.
Un hotel para bichos

Un hotel de bichos es un refugio que da cobijo a multitud de insectos entre ellos mariquitas, abejas y avispas solitarias (que no son peligrosas). Actualmente la falta de espacios naturales en las ciudades dificulta en gran medida la vida y proliferación de estos animales tan importantes para el control de plagas, polinización… Esta actividad no sólo nos ayudará a practicar nuestras habilidades manuales y a disfrutar después observando a los insectos, ¡sino que ayuda a las abejas, lo cual es sinónimo de ayudarnos a todos!
Aunque existen hotel de bichos muy elaborados, es posible hacerlo de forma muy sencilla y efectiva. Sólo se necesitan palitos de distintos grosores, una cuerda para atarlas y un recipiente, como por ejemplo una botella de agua usada.
Sensory bin para niños de 0 a 3 años
Si no podéis salir de casa, podemos traer la naturaleza a casa y hacer un sensory bin. Podemos añadir tierra, algunos utensilios y algunos tubérculos como zanahorias. La idea es que los niños puedan entrar en contacto con la tierra de verdad, tocarla, investigar su textura, olerla. También es muy interesante acompañar la actividad de utensilios como rastrillos, palas, macetas… así trabajarán la psicomotricidad fina, los trasvases, la noción del peso, el volumen…no es necesario explicarles nada, tan solo colocar el material y su curiosidad innata les llevará a investigar y observar, y sacarán conclusiones, incluso si no las expresan verbalmente.