España
 
30 julio 2018

3 meriendas de verano con frutas para hacer con tus hijos

La hora de la merienda puede suponer un momento súper divertido para los niños, especialmente durante las vacaciones de verano. Todos sabemos lo que les encantan los dulces, bocadillos, batidos y demás productos típicos de este momento de la tarde, y lo genial que se lo pasan compartiéndolo con sus amigos. Sin embargo, para los padres puede suponer un auténtico quebradero de cabeza: ¿cómo conseguir que, además de gustar a su paladar, sean buenos para su salud? La Nosotros siempre recomendaremos meriendas con frutas,  y mejor aún si las preparamos con ellos. Os dejamos cuatro opciones saludables, frescas y muy fáciles de hacer en casa.

1. Fruit snacks

Para realizar esta receta necesitamos:

– 3 tazas de fresas frescas, descascadas y partidas a la mitad (también podemos usar fresas congeladas)
– 1/4 de taza de leche de coco (si no tenemos, también nos vale agua)
– 2-4 cucharadas de miel cruda al gusto
– 1/4 taza de gelatina

Procedimiento:
1. Colocamos las fresas y la leche de coco en una cacerola pequeña y dejamos que hieva a fuego lento durante 3-4 minutos.

2. Ponemos la mezcla caliente en un robot de cocina, agregamos la miel y mezclamos hasta que quede suave.

3. Añadimos la gelatina y mezclamos, de nuevo hasta que quede suave.

4. Vertemos la mezcla en un molde y la colocamos en el congelador durante 15-30 minutos, o si no en la nevera durante una hora, de forma que se cree la gelatina.

5. Una vez que esté cuajado, podemos servirlo inmediatamente o conservarlo en un recipiente hermético, en el frigorífico, hasta dos semanas.

Fuente: www.naturepedic.com

2. Mango Popslices

Aunque el ingrediente principal de estos divertidos helados es el mango, lo vamos a mezclar con otras frutas para que estén más sabrosos, además de quedarnos unas formas muy bonitas y divertidas. El procedimiento no puede ser más sencillo:

1. Pelamos y cortamos 2-3 mangos y los batimos en la batidora, hasta que quede un puré fino. Podemos añadir un poco de agua si queremos, para que la mezcla sea más rápida y quede más líquido.

2. Añadimos fruta troceada o laminada con un cuchillo. Al mango, al ser ligeramente ácido, le viene muy bien mezclarlo con otras frutas ácidas como fresas, kiwi, frambuesas…

3. Vertemos la mezcla en moldes de helado y les colocamos un palito de madera.

4. Un par de horas en el congelador… ¡y listos para tomar!

Fuente: www.homemadeinterest.com

 

3. Fruit and yogurt granola cups

Estas tarrinas de cereales son un poquito más difíciles de hacer, pero pueden ser una excelente tarea para hacer en casa en esas horas muertas de verano, en las que hace demasiado calor como para estar en la playa o salir a jugar al parque.

Ingredientes:

– 1 taza de copos de avena

– 1/3 de taza de harina

– 2 cucharadas soperas de azúcar de caña

– 1/2 cucharadita de café de levadura en polvo

– 1 cucharada sopera de mantequilla derretida

– Un poco de miel, canela y frutos secos y pasas (al gusto)

Procedimiento:

1. Ponemos a calentar el horno a 180 grados.

2. Mezclamos copos de avena, harina, azúcar de caña, canela y levadura.

3. Añadimos mantequilla, miel, frutos secos y pasas y mezclamos.

4. Colocamos la mezcla en moldes de magdalenas, presionando fuertemente para se compacten.

5. Los metemos en el horno, dejándolos 10-12 minutos o hasta que queden duros.

6. Una vez hechos, los sacamos de los moldes y los rellenamos de yogurt griego o crema y nuestra combinación de fruta preferida.

Fuente: houseofyumm.com