España
 
31 octubre 2014

Una noche terrorífica… y deliciosa

Sus orígenes se remontan muy atrás en el tiempo, cuando los celtas celebraban el día 31 de octubre la fiesta de Samhain, que festejaba el fin de la cosecha y el inicio del nuevo año. Según ellos, esa noche los lazos entre el mundo de los vivos y el de los muertos se estrechaban, por lo que debían ahuyentar a los malos espíritus con hogueras y luciendo horripilantes disfraces. Con la llegada del cristianismo y la instauración del día de Todos los Santos el 1 de noviembre, esta fiesta también se cristianizó, convirtiéndose en la víspera de todos los Santos, o “All hallows eve”, pero se conservaron algunas de las tradiciones. A lo largo de los siglos XVIII y XIX, con la emigración de irlandeses y escoceses hacia América, la festividad se generalizó y acabó por tomar el nombre de Halloween.

Quizá sus orígenes no os fueran conocidos, pero seguro que todos estáis familiarizados con esta fiesta anglosajona, que poco a poco se ha hecho un hueco en nuestro país. Además, es sin duda una de las fiestas favoritas de los más pequeños. ¿A quién no le gusta disfrazarse e ir llenando bolsas de caramelos de puerta en puerta? ¡Pero no todo van a ser caramelos la noche de Halloween! Seguro que más de uno está ya pensando en organizar una terrorífica fiesta, en la que disfruten tanto los niños como los adultos. Hoy os traemos unas cuantas ideas para preparar la comida de forma original, fácil, y por supuesto espeluznante.
Empecemos con los aperitivos. ¿Qué tal algo para picar? ¿Unas palomitas quizás? Pero mejor si parecen unas escalofriantes manos, como nos propone Toni Spilsbury.

Imagen 1

Una buena idea puede ser ofrecer Hot Dogs, pero eso sí, que parezcan momias.

Imagen 2

Basta con hacer tiras de masa de pizza (preparada en casa o comprada) y envolver las salchichas como si fuesen momias. Después se meten al horno durante unos 15 minutos a 250 grados y ¡listo! Los ojos se pueden hacer con Ketchup. Todos los detalles de la receta los podéis encontrar en Seakettle.

El blog Cute Food for Kids nos muestra dos formas muy originales de utilizar los quesitos Babybel. Con quesitos, un poco de colorante rojo y aceitunas negras podemos crear estos inquietantes ojos:

Imagen 3

O también, con quesitos y alga Nori (o rotulador comestible), podemos hacer estas piruletas inspiradas en “Pesadilla antes de Navidad”:

Imagen 4

La pizza es todo un clásico de las fiestas, pero The Domestic Mama trae una inspirada en Halloween.

Imagen 5

Cortando el queso en tiras y colocándolo de forma estratégica, obtenemos una telaraña. Podemos incluir una araña hecha con aceitunas negras.

Otra estrella de las fiestas son los sandwiches, pero para la noche de Halloween, tenemos que presentarlos de la forma más espeluznante posible. Sandwiches monstruo, como nos propone el blog My own road o en forma de Jack’o’lantern, en el blog Diethood.

Imagen 6

Imagen 7

Y entre toda esta comida, seguro que los invitados quieren beber algo… ¿Qué tal un poco de poción de bruja? ¿O zumo de vampiro? La primera receta la encontramos en el blog Kara’s Party Ideas y la segunda en el blog Shaken together.

Imagen 8

Imagen 9

Y si no queremos complicarnos con la elaboración, podemos envolver los bricks de zumo de esta forma tan original que nos propone Parents.com.

Imagen 10

Una fiesta nunca está completa sin los postres, y también hay muchas ideas para que sean terroríficos. Para los amantes de la repostería, estos cupcakes fantasma pueden ser una genial opción. Los detalles de la receta están en la web de Canal Cocina.

Pero si no os lleváis muy bien con el horno, no os preocupéis; estos fantasmitas hechos con plátano y chocolate blanco que propone el blog Skinny Taste triunfarán igual.

Imagen 12

Mini donuts, galletitas saladas y lacasitos es lo único que necesitamos para crear estas divertidas arañas. El paso a paso en el blog It’s always Autumn. Y otra versión parecida, pero con galletas Oreo, la encontramos en el blog a Craft a day.

Imagen 13

 

Imagen 14

Con todas estas ideas, sólo nos queda animaros a preparar una magnífica fiesta y desearos a todos Happy Halloween!