España
 
16 marzo 2017

¡Preparamos a los niños para el examen de Cambridge!

Es los últimos años, poseer un título oficial que acredite nuestro nivel de inglés se ha convertido una de las exigencias clave en nuestro mundo globalizado. A día de hoy, no solo basta con conocer el idioma para presentarse a unas oposiciones o a una entrevista de trabajo: en casi cualquier ámbito es necesario que este nivel haya sido reconocido por una entidad evaluadora independiente a través de unos parámetros estándar. No solo eso, sino que, en la mayoría de los grados de las Universidades, y en gran parte de los trabajos, es imprescindible esta certificación para aspirar a ellos.

Por este motivo, son cada día más los alumnos de Helen Doron English que se animan a realizar un examen de Cambridge, y la gran mayoría obtiene su certificado de forma sobresaliente y sin ningún problema.

El método Helen Doron English no está enfocado a realizar una prueba de evaluación. En nuestras clases no enseñamos a los niños y adolescentes a enfocarse en pruebas ni exámenes. Nuestra forma de enseñar, o quizá deberíamos decir transmitir la lengua inglesa a nuestros alumnos es sencilla y natural, y su preparación es la mejor para desenvolverse en el día a día con esa lengua. Sin embargo, somos conscientes de la importancia de los títulos y los exámenes, por lo que siempre animamos a un buen número de estudiantes a que realicen estos exámenes.

Desde edades muy tempranas hasta niveles más altos (B1, B2), nuestros cursos tienen equivalencia con el Marco Común de Referencia para las Lenguas (CEFR) y nuestros teachers están sobradamente preparados para atender esta exigencia. Tanto es así que nuestros alumnos no solo obtienen resultados muy notables, sino que además, en nuestra experiencia, suelen percibir la jornada de evaluación como un día alegre y bonito, casi festivo, en el que obtienen una experiencia muy gratificante. Es más, son muchas las anécdotas de niños que llegan al examen con total tranquilidad y que salen asegurando que ha sido muy fácil.

Podría pensarse que enviar a niños para el examen de Cambridge podría ser contraproducente. Sin embargo, en nuestra opinión es una buena práctica, no tanto porque les haga falta en los próximos años, sino sobre todo para que vayan habituándose a este tipo de evaluaciones y para que, cuando deban obtener una certificación de nivel elevado, conozcan el lugar y la mecánica y lo realicen con más tranquilidad, lo cual es siempre una garantía de éxito.

Os invitamos a que busquéis vuestro centro más cercano para que os informen de la mejor manera de mandar a vuestros niños para el examen de Cambridge.

 

 

 

Uso de cookies. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar