España
 
2 febrero 2017

El aprendizaje en espiral, un enfoque de éxito para el aprendizaje infantil

helen-dorons-blog

Nos complace anunciar una serie de artículos en este blog y la oportunidad de aprender directamente de la educadora y científica lingüística Helen Doron. Lleva 30 años dedicándose a la enseñanza de niños. Es la fundadora y CEO de Helen Doron Educational Group y la creadora de una metodología única para la enseñanza de Inglés, matemáticas, fitness y desarrollo infantil a través de sus originales y revolucionarios materiales de enseñanza.

Más de 2 millones de niños han aprendido inglés a través de la metodología Helen Doron. ¿Cuál es el secreto de su éxito? ¿Cómo funciona el método?

Hay muchas características de la metodología que contribuyen a su éxito, vamos a centrarnos ahora en el concepto de aprendizaje en espiral. El aprendizaje en espiral es un concepto relativamente nuevo en la educación. En lugar de tratar de dominar un tema de una sola vez, el aprendizaje en espiral enseña un concepto de forma gradual y repetida, reforzando los conceptos a lo largo del tiempo. La idea es que cada vez que un alumno se encuentra el tema amplía sus conocimientos o mejora su nivel de habilidad. Es un proceso muy natural.

¿En qué sentido es el aprendizaje en espiral un proceso natural?

Piense en cómo enseñó a su bebé. ¿Lo trajo a la cocina y le dijo: “Vamos a sentarnos aquí hasta que aprendamos todos los utensilios: cuchara, tazón, tenedor, mesa, etc.” Me imagino que no lo hizo así, sino que fue más bien un proceso de participación activa. “Aquí tienes tu vaso. ¿Qué hay en tu taza? Oh, sí, tienes zumo en el vaso. ¿Quieres una cuchara para ponerla en la taza? Y así…”

Lo que estás haciendo es usar el lenguaje y estás repitiendo la palabra y usando frases para enfatizar las palabras e ideas que estás intentando transmitir. Es una manera natural de aprender. Nadie se ha sentado en el jardín con su hijo pequeño y le ha dicho: “Está bien, vamos a aprender todo sobre el jardín y no volverá a entrar hasta que haya dominado la información. “No es una forma natural de aprender, no es cómo hacemos las cosas. Aprendemos información en contexto y lo aprendemos con el tiempo y es una forma intuitiva de aprender. Mi método enseña 70% de contenido familiar y 30% de ideas nuevas porque los niños necesitan ser introducidos a lo nuevo, aunque aún no conozcan a fondo lo viejo. Es esencial recordar que los niños están creciendo y cambiando constantemente, incluso de semana a semana. Un niño una semana es completamente diferente de la semana siguiente y, por supuesto, cuando transcurre un mes desde que volvemos a introducir las ideas, puede haber un universo entero entre cómo el niño capta información y procesa lo que está aprendiendo.

En la década de los ochenta, cuando empecé a enseñar inglés, acabábamos de crear, el programa de EFAC (English For All Children). En el libro 2 se enseñan las partes del cuerpo y tuve la sensación de que uno de mi grupo de 3 a 5 años no lo había aprendido del todo. Sentí que no conocían la información lo suficiente, así que decidí enseñar a través de las herramientas didácticas que sabía que todos los demás enseñaban, a pesar de que no era mi metodología de enseñanza o filosofía para hacerlo. Decidí que la clase aprendería las partes del cuerpo, que tenía un arsenal lleno de actividades, y juegos – del bingo a la lotería, al juego de las parejas, juegos de movimiento, el escondite. Salimos de esa lección y le dije a la clase: “¡Eso es todo! Ya conocéis todas las partes del cuerpo. ¡Sois brillantes! Ya sabéis decir hombros, rodillas, dedos de los pies y mucho más. Estoy tan orgullosa de vosotros.” Para mi asombro, los niños respondieron:” Pero no aprendimos nada.” Con asombro le respondí: “¿Qué quieres decir con que no aprendimos nada? Acabamos de pasar ¾ de hora aprendiendo las partes del cuerpo y las conoces muy bien.” Respondieron, “sí, pero no aprendimos nada.” De repente me di cuenta de que significaban que no habían aprendido nada nuevo.

Los estudiantes esperaban aprender algo nuevo. No es que esperaran dominar completamente un nuevo concepto. Podrían no pronunciar la palabra correctamente, pero estaban satisfechos y sabían que volverían a la idea de nuevo en las semanas siguientes. Poco a poco, el conocimiento se consolidaría firmemente. Es un poco como teñir un pañuelo. Cuando se tiñe un pañuelo en la India, se toma el pañuelo, lo sumerge en el color, se pone al sol para secarlo, se descolorará, y entonces habrá que volver a teñirlo de nuevo hasta conseguir el color deseado. El aprendizaje espiral es exactamente así. Los niños están expuestos a algo, salen, se olvidan un poco, regresan, aprenden de nuevo y el proceso continúa hasta que realmente lo saben, sin esfuerzo..

 

Uso de cookies. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar