España
 
12 September 2017

4 ideas originales para forrar libros de texto con tus hijos

En estos primeros días del mes de septiembre se produce ese evento tan deseado y temido a partes iguales: la vuelta al cole. Vuelven la rutina, los horarios, las prisas; el reencuentro con los amigos y profes; las lecciones, deberes y exámenes. Son días de nervios e inquietudes, pero también de ilusión, y no solo por volver

1. Forrando los libros con Washi Tape
Es posible que el Washi Tape no esté tan de moda como hace unos años, pero aún podemos encontrar diseños maravillosos que podemos usar para un montón de propósitos decorativos. Uno de ellos, que además es muy sencillo, consiste en aplicarlo sobre los libros. Podemos combinar dos o tres rollos distintos alternativamente, o crear proyectos mucho más complejos dejando volar nuestra imaginación.

Fuente: saposyprincesas.com

2. Goma Eva, un material con infinitas posibilidades
La Goma Eva es un material ideal para hacer manualidades. Es fácil de usar, se puede cortar y pegar sin ninguna dificultad, es barato, se presenta en múltiples colores y además no es tóxico. Por todo ello, a los niños les encanta hacer manualidades con él, aunque en muchas ocasiones es necesitan la ayuda de un adulto, especialmente si piensan hacer diseños complicados.

Para hacer cualquier dibujo que nos planteemos lo único que debemos hacer es tener unas cuantas planchas, de diversos colores, dibujar y recortar las distintas partes y finalmente pegarlas unas sobre otras. Para que dure más, os recomendamos usar algún tipo de cola caliente de las que se aplica con una pistola.

Fuente: solountip.com

3. Usando ropa usada como forro de libros
Todos tenemos ropa usada que ya no nos queda bien, o que está tan estropeada que no queremos volver a ponernos. Con un poco de imaginación y cuidado podemos hacer verdaderas maravillas con retales de camisas o pantalones, como la que vemos a continuación: un libro forrado con tela vaquera, que además contiene un bonito bolsillo en el que colocar bolis o lápices, completado con unos botones en forma de flores. ¿Se puede pedir más?

Fuente: nuestroshijosenpuntadas

4. Cuadernos y libretas… ¡de pizarra!
Pero si hay una idea que nos parece realmente original es la de crear una superficie de pizarra en nuestro libro, sobre la que podemos escribir, pintar y borrar todo lo que queramos. Para crear tus propias tapas de pizarra necesitas un aerosol de pintura de pizarra (en inglés, chalkboard spray paint), un pincel de espuma, tizas para pintar y un paño seco o una toalla de papel para borrar. Hay que dar varias capas de la pintura de pizarra y extenderlas con ayuda del pincel, de forma que las tapas queden bien cubiertas y de forma uniforme.

Fuente: saposyprincesas.com

 

Uso de cookies. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar