España
 
2 febrero 2018

4 disfraces de carnaval sobre cuentos en inglés para niños

Febrero es, en muchos lugares del mundo, sinónimo de carnaval, una de las fiestas más populares y divertidas. A los niños les encanta su colorido, la alegría, la música y, por supuesto, lo que más de todo: los disfraces. Poder convertirse por un día en personaje de dibujos animados o en su animal preferido es algo que les entusiasma. Para este año os proponemos unir dos actividades en una: la lectura, con todos los beneficios que tiene incluso para los bebés, con los disfraces, de forma que podamos hacer en casa un sinfín de actividades basados en algunos de los cuentos más populares de la literatura en inglés.

1. ¡Monstruos!
Si hay un cuento que tiene un enorme seguimiento entre los niños anglosajones, ese es Where The Wild Things Are. Maurice Sendak, el creador de este cuento en inglés para niños, tuvo una infancia difícil, y concibió este libro precisamente para ayudarles a reconocer y expresar sus sentimientos de forma adecuada. es un niño que un buen día (o un mal día) mientras juega en casa hace más de una travesura que desespera a su madre y la hace enfurecerse. A solas en su habitación, Max se escapa simbólicamente a una isla donde viven los monstruos, donde vive lo salvaje.

2. Piratas
Convertirse en pirata, llegar a una isla desierta y vivir aventuras es el sueño de cualquier niño y cualquier niña. Por eso, How I Became A Pirate es un cuento ideal para los más pequeños. Jeremy Jacob es la única persona en la playa que se da cuenta de la llegada de un barco pirata cerca de la orilla del mar . Está construyendo un castillo de arena cuando ve el barco y parece ser que solo le ha llamado la atención a él. Cuando el Capitan Braid Beard y su tripulación ven el impresionante trabajo de Jeremy y su castillo de arena se sorprenden mucho. Tienen un tesoro que quieren enterrar y piensan que Jeremy es el niño adecuado para echarles una mano. ¡Jeremy se va a convertir en pirata!

3. Osos
We’re Going On Bear Hunt  no es lo que parece. En este cuento no se cazan osos, más bien lo que aparece es una familia que quiere encontrar un oso, y para ello caminarán entre la espesa hierba del prado, cruzarán río, atravesarán el pegajoso fango, se mojarán bajo tormenta y explorarán el oscuro bosque hasta llegar a la cueva del oso. Un clásico de la literatura infantil con el que podemos practicar las preposiciones de lugar.

4. Tigres
La autora de The Tiger Who Came To Tea pasó su infancia en Berlín justo antes de comenzar el Tercer Reich, y su padre estaba amenazado de muerte por su oposición al régimen. La historia de su cuento, en la que un tigre viene a la hora de la merienda y se bebe todo el té, se come toda la comida de la casa y se bebe todo lo que encuentra, incluso acaba con el agua de los grifos, es para algunos una metáfora de esta época, en la que el tigre podría representar ese peligro real de que alguien entrara en su casa y le arrebatara todo lo que tenían y era importante para su familia, incluido su propio padre.

Imagen: pequepolis.com